El mandatario señaló que declarará la 'calamidad pública' en la zona para agilizar operaciones de rescate y ayuda.

Escrito   ▪  01/04/2017

El presidente Juan Manuel Santos hizo presencia en la zona afectada por el desbordamiento de tres ríos en Mocoa, Putumayo, y confirmó que, hasta el momento, la cifra de víctimas mortales asciende hasta 154 y hay centenares más desaparecidas.
 
Asimismo, el mandatario señaló que, ante la gravedad de la situación en la capital del Putumayo, declarará la 'calamidad pública' para agilizar operaciones de rescate y ayuda.
Santos viaja junto con el Ministros de Defensa, Luis Carlos Villegas; el Ministro de Salud, Alejandro Gaviria; el Ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo. El Comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez.; el director de la Policía Nacional, general Jorge Nieto.
 
También están presentes el director Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez; el jefe pronósticos Ideam, Cristian Euscátegui; el coordinador operativo Cuerpo de Bomberos, Edwin González; y el coordinador nacional de socorrismo Cruz Roja, Juan José Díaz.
Las fuertes lluvias que cayeron en la noche y madrugada en Mocoa, Putumayo, generaron el desbordamiento de los ríos Mulato, Sangoyaco y Taruca, dejando a miles de personas damnificadas, decenas de desaparecidos y 17 barrios afectados.
 
Las imágenes de la tragedia son realmente aterradoras, en ellas se observan vehículos arrastrados por la corriente, calles completamente destruidas, y decenas de personas tratando de salvar lo poco que les dejó la fuerza de las aguas.
 
En Mocoa empezó a llover a las 9 de la noche del viernes y sobre la una de la mañana la creciente se precipitó sobre la ciudad, arrastrando con todo a su paso. Los afluentes que bordean y atraviesan la población anegaron 17 barrios.
La quebrada Taruca, afluente del río Sangoyaco, aumentó su caudal arrasando con los barrios San Fernando y San Miguel a su paso por el centro de Mocoa.
 
Entre tanto, el río Mulato, otro de los afluentes que atraviesan la capital del Putumayo, afectó los barrios ubicados a su paso por la población, entre ellos Pablo VI, Progreso, Los Prados, Huasipanga y la plaza de mercado.
 
El general Hernández aseguró que un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) hizo un sobrevuelo por la zona y constató que no hay represamiento de los ríos que puedan ocasionar nuevas avalanchas, pero "de pronto por precaución se podrían evacuar algunos barrios que están en riesgo si llegan a presentarse más lluvias".
 
Sobre la situación en Mocoa, el militar señaló que es difícil pero ya han empezado a llegar auxilios. "El hospital de Mocoa, el José María Hernández, colapsó desde temprano y están atendiendo a las personas en otros lugares con ayuda de personal médico que ha llegado de otros municipios del Putumayo", manifestó.
 
Entre tanto, el defensor de Pueblo de Putumayo, Fabián Vargas, dijo a Efe que, pese a que el hospital de Mocoa no fue afectado por el alud, colapsó "por el flujo de personas y heridos".
 
Asimismo, afirmó que la situación "puede agravarse porque el clima no está ayudando mucho" y agregó que el barrio Progreso, uno de los más afectados "fue prácticamente arrasado".
NoticiasRCN.com con información de agencias