Mexicano en Texas acopiaba armas y municiones para Zetas

Escrito   ▪  09/08/2012

article-image-0

Las autoridades encontraron decenas de armas de alto poder, equipo táctico y 4.000 rondas de municiones en el hogar de un hombre que asegura ser un ex policía de México en una zona rural de Texas, informó la fiscalía.

Los fiscales federales dijeron que Marcelino Aguirre supuestamente dijo a los investigadores que estaba involucrado con el cártel de los Zetas y que las armas iban a ser enviadas a México.

En un comunicado difundido el jueves, el departamento del alguacil del condado de Caldwell indicó que Aguirre, de 39 años, también dijo a los detectives que es un ex agente de la policía mexicana.

Aguirre fue arrestado la semana pasada en su hogar cerca de San Marcos y acusado de múltiples violaciones de posesión ilegal de armas. Registros de la prisión y la corte no nombran un abogado asignado para su defensa.

Los investigadores dijeron que en el hogar fueron encontradas 56 armas de fuego, cocaína y 45.000 dólares en efectivo.

La fianza para Aguirre fue fijada en 270.000 dólares.

Por otro lado, un juez federal sentenció a prisión a una pareja mexicana que vivía en Laredo sin autorización legal por su papel en un ardid para traficar municiones hacia México.

La juez federal de distrito Marina García Marmolejo sentenció a Abraham García Perguero, de 38 años, y a su concubina María Isabel Rodríguez Olivio, de 36 años, a 33 meses y 27 meses de prisión respectivamente. Ambos se declararon culpables en mayo a cargos de ser inmigrantes no autorizados en posesión de municiones.

Los fiscales federales indicaron que la pareja fue arrestada en marzo en Laredo con 27.000 rondas de municiones. Los ahora sentenciados dijeron a las autoridades que habían recogido las municiones en una armería y serían entregadas a otra persona en un club nocturno, pero que sabían que el destino final era México. Esperaban recibir un pago de 400 o 500 dólares por hacer la entrega.